Por qué la formación online puede ser interesante para tu empresa.
16 octubre, 2019

5 errores comunes en eLearning que debes evitar

Crear tu propio curso eLearning lleva tiempo y dedicación. Por esa razón, es inevitable que la primera vez no sepamos muy bien cómo empezar y que cometamos algunos fallos. He aquí los más frecuentes.

Por L.B.

A continuación os presentamos algunos de los errores más comunes al crear y gestionar tu propio curso eLearning o de educación online. Evitarlos te ayudará a facilitar la experiencia de aprendizaje para que tus alumnos y alumnas interioricen mejor los conocimientos.

  1. Incluir preguntas no del todo relacionadas con los objetivos de aprendizaje. Crear un curso no es simplemente impartir unos conocimientos. Como ya sabéis, hay que buscar la manera que mejor pueda poner a prueba a los y las estudiantes buscando preguntas y/o actividades que realmente puedan demostrar que han adquirido los conocimientos necesarios. Depende de la materia, los métodos de evaluación podrán ser más teóricos o prácticos pero siempre buscando la forma en la que mejor se pueda acreditar su correcto entendimiento por parte de los y las estudiantes.
  2. Definir el peso de las calificaciones después de diseñar el contenido del curso. Las calificaciones dadas por los diferentes ejercicios, prácticas, exámenes, etc. que deba realizar el alumnado, tienen que estar en concordancia con los objetivos del curso. Una vez decidido qué actividades tendrán un mayor peso, habrá que adecuar el contenido del curso a los objetivos marcados desde un primer momento.
  3. No variar el formato de las actividades a realizar. Dado que se trata de un curso online, las posibilidades de realizar diferentes actividades y pruebas es inmenso. Por esa razón, no tiene sentido que aburramos a los/las alumnos/as utilizando siempre los mismos tipos de ejercicios. Variando los formatos de las actividades conseguiremos mantener su interés y atención. Además, podemos probar diferentes herramientas para probar su eficacia a la hora de evaluar y ayudar a los y las estudiantes a memorizar o poner en práctica los conocimientos adquiridos.
  4. Poca claridad en las instrucciones para realizar los ejercicios. Es recomendable explicar a nuestros/as alumnos/as cómo deben realizar los ejercicios mediante unas instrucciones. Además, resulta imprescindible que los enunciados de los mismos sean claros para que no haya lugar a dudas sobre cómo deben realizar la tarea indicada. Si el ejercicio no está bien definido, es muy probable que haya malentendidos y que los/las estudiantes no realicen exactamente lo que se les pide y, por tanto, no cumplan los objetivos del curso.
  5. Realizar comentarios que no aporten nada a los y las estudiantes. A veces podremos felicitar a un alumno/a por haber realizado especialmente bien un examen o ejercicio o animarle a esforzarse más por no haber cumplido las expectativas pero, ante todo, las retroalimentaciones a los y las estudiantes tienen que servir para ayudarles con su rendimiento en la materia; explicarles por qué no la han realizado bien, ayudarles a completarla, facilitarles información adicional, etc.

Si quieres dar el salto y crear tu propia plataforma personalizada de educación, puedes ponerte en contacto con nosotros sin ningún compromiso. Aclararemos todas tus dudas y buscaremos la mejor solución para tus necesidades.

¿Te gustaría recibir nuestras últimas noticias?